EN EL CAPITALISMO NUNCA EXISTIRÁ UN SALARIO JUSTO


El salario debe de ser el valor de cambio dado al trabajador por la fuerza de trabajo socialmente necesaria empleada en la actividad que realiza. En el capitalismo, el valor generado con la fuerza de trabajo tiene dos destinos directos, uno es restituido en forma de salario al trabajador o trabajadora y el otro es acumulado por el burgués, a pesar de que no ha participado en el proceso de producción, mediante el concepto naturalizado de “ganancia”. Esta sustracción del valor generado por el trabajador por medio de la plusvalía se convierte en uno de los “robos” institucionalizados y legalizados en el capitalismo. 

Para la existencia de un salario justo se debe plantear la eliminación de la acumulación de la riqueza generada por el trabajo no remunerado y producido por el trabajador o trabajadora, la que es acumulada por el dueño de los medios de producción; lo anterior, significaría democratizar los medios de producción y no solamente la riqueza producida. 

El 2016 inició con la discusión del aumento al salario mínimo en el seno del Consejo Nacional del Salario Mínimo –CNSM-, de manera peculiar, en esta oportunidad dicho ente tripartito, abrió el espacio para que distintas organizaciones pudieran realizar propuestas de aumento al salario mínimo, recibiendo un total de 12, en donde la ANEP hacia la menor propuesta de un aumento de 11 centavos diarios; por su parte, sindicatos, federaciones y confederaciones llegaron a proponer un salario mínimo de hasta $ 550 mensuales. A simple vista se identifican posiciones diametralmente opuestas, lo que demostró los intereses de las clases principales existentes en el país; por un lado, la burguesía representada por la ANEP ante el CNSM buscaba mantener los niveles de ganancia, producto de la explotación de los trabajadores y trabajadoras, y las organizaciones sindicales que presentaron sus propuestas pretendían exigir el producto generado de su trabajo, para la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales. 

Las contradicciones antagónicas de las principales clases (trabajadora y burguesía) del país continuaron manifestándose en el seno del CNSM, eso llevó en un primer momento a aprobar un ajuste salarial bajo la venia de la burguesía y la complicidad de los “trabajadores” que integraban el ente tripartito, el aumento no fue aprobado por el gobiernos; posteriormente se realizaron elecciones del sector trabajador y empresarial representado en el CNSM, elecciones legitimas que rompen con la correlación de fuerzas en favor de la burguesía y permitieron realizar un ajuste diferente a las tablas del salario mínimo.



Sector
Salario mínimo a diciembre 2016
Salario mínimo con el aumento
Canasta básica ampliada urbana, promedio de enero a 16 de diciembre 2016


Diferencia respecto a la canasta básica ampliada
Comercio y servicios
$251.70

$300.00
$ 400.94
$ 100.94
Industria
$246.60
$300.00
$ 400.94
$ 100.94
Maquila textil y confección 
$210.90
$295.00
$ 400.94
$ 105.94
Industria agrícola
$171.00
$224.00
$ 285.68
$ 61.68


La Canasta Básica Ampliada[1], ha sido una de las formas utilizadas para tratar de determinar el costo de la vida en el país; no obstante, la composición de la canasta básica alimentaria en El Salvador sufre de falencias: 1) hace una distinción equivocada sobre el costo de la vida en la zona rural y urbana, utilizando criterios medievales en los procesos productivos y elementos que orbitan en los mismos; 2) La unidad de medida para determinar el valor de la canasta básica (valor determinado por calorías) es diferente a la unidad de medida con las que se adquieren los productos de la canasta básica en el mercado (valor determinado por libras o kilos); En ese sentido, cuando el trabajador o trabajadora comparan un producto determinado en el mercado no la adquiere a partir de la cantidad de calorías que poseen; más bien, lo adquieren a partir de una unidad de medida del peso, ya sea libras o kilos; 3) la canasta básica no están considerados todos los alimentos necesarios; además, no se incluyen y por ende no se cuantifican bienes o servicios para que una persona se desarrolle de forma plena. Si se retomaran los elementos considerados con antelación, el valor de la canasta básica se aumentaría de forma considerable y se aproximaría a objetivar de mejor manera el costo de la vida.

A pesar de lo anterior, si tomamos como parámetro el costo de la Canasta Básica Ampliada para determinar el costo de la vida, es evidente que el aumento al salario mínimo es insuficiente para satisfacer las necesidades materiales y espirituales de los trabajadores y trabajadoras (ver cuadro).

La burguesía salvadoreña y su principal gremial empresarial (ANEP) se han opuesto al aumento definido en el CNSM, lo que evidencia la voracidad de dicha clase social. En ese sentido, han iniciado acciones legales para revertir el aumento al salario y desintegrar la composición actual del CNSM en donde la burguesía no tiene correlación. 

¿Por qué la ANEP quiere revertir el aumento al salario mínimo? Resulta fácil determinar la voracidad y lo anacrónico de la burguesía salvadoreña, incluso desde los mismos planteamientos del liberalismo económico, ya que les resulta más fácil acumular capital a partir de la pobreza de la clase trabajadora. 

¿Por qué la ANEP quiere desintegrar la actual composición del CNSM? La burguesía pierde correlación en la actual composición del CNSM, lo que no les permite manipular dicha institución de forma directa o fácil. Muestra de ello, es que el decreto ejecutivo que determina el aumento tiene vigencia de un año, lo que obliga al consejo a realizar un ajuste, discusión o estudio al salario mínimo al finalizar dicho periodo. Cuando la burguesía tenía una correlación favorable en el seno de dicha entidad, los aumentos paupérrimos se realizaban de manera escalonada y cada 3 años ya que así lo exigía la normativa salvadoreña y no por la voluntad de la ANEP.

Por lo anterior, las tareas en esta coyuntura la clase trabajadora y las fuerzas progresistas deben orientarse a defender el aumento actual al salario mínimo y exigir que se hagan nuevos aumentos al mismo; y defender la actual composición del CNSM en donde la burguesía no tiene dominio directo.

 





[1] La Canasta Básica Ampliada es la suma de dos Canastas Básicas Alimentarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario